Hola papás y mamás de Nanos!

Esta vez nuestro blog quiere hablaros sobre la timidez de los niños y de cómo podemos ayudar a nuestros hijos a relacionarse y socializar convenientemente.

consejos para tratar la timidez de la Escuela Infantil Jardin Seghers de Estepona MalagaSi nos paramos a pensar, la timidez, no es objeto de grandes conversaciones ni de importantes estudios de la psicología clínica. El niño tímido es tranquilo, callado, temeroso, y evita las interacciones sociales. Esto puede llamar la atención de padres y educadores pero no suele identificarse como un problema ni pensamos que necesite ayuda profesional.

Los problemas interiorizados suelen ser menos aparatosos y preocupantes que los que se exteriorizan 

Cuando un problema se interioriza se manifiesta con temores, miedo, ansiedad o depresión, mientras que los que se exteriorizan llevan parejo conductas disruptivas, que afectan a otras personas y generan mayor perturbación, en definitiva un niño trasto molesta más que uno tímido.

Normalmente pensamos  que la timidez  no es una cuestión seria, que probablemente nuestro hijo tímido ha nacido así y que su timidez mejorará con la edad.

Esto puede ser así en algún caso pero en otros habremos perdido un tiempo precioso para intervenir y procurar una buena interacción interpersonal en el desarrollo infantil.

Desde los primeros pasos con sus iguales en Nanos hasta la posterior escolarización, el niño debe ir construyendo, como parte de su educación, una serie de habilidades sociales que, si no se logran, pueden limitarlo en muchos aspectos de su vida.

Por eso es importante  detectar al niño tímido y dotarle de unas herramientas útiles para que pueda relacionarse saludablemente con su grupo de pares y con los adultos que lo rodean.

¿Cuáles son las causas de la timidez?

 

Genética: En un 10% de los casos encontraremos a algún miembro de la familia que también fue tímido en su infancia. En ocasiones dentro de esta genética encontramos a  padres perfeccionistas, sobreprotectores o temerosos que transmiten a sus hijos sus propios miedos.

Ambiental: Hay muchos factores externos que pueden propiciar conductas de timidez o mejor dicho, ser percibidos como tales por el niño.

Interacción con sus iguales: Cuanto más pronto socialice un niño, antes empezará a poner en práctica sus habilidades interpersonales. La escolarización temprana en la escuela infantil facilitará y promoverá el desarrollo de sus habilidades sociales.

Inmadurez: No todos los niños maduran físicamente al mismo tiempo, tampoco lo hacen emocionalmente. Hay que respetar los ritmos sin perder de vista el proceso.

Patologías diversas: Ni mucho menos son frecuentes pero algunos síndromes tienen la timidez como síntoma.

¿En qué puedo ayudar si mi hijo es tímido?

  • No le compares con otros niños.
  • Promueve sus relaciones con iguales relacionándote tú también como adulto: reuniones, cumpleaños, excursiones.
  • Procura su escolarización temprana y pregúntale por sus amigos.
  • No le obligues a dar besos, a quedarse con alguien, a ser extrovertido. La imposición nunca resulta.
  • No le sobreprotejas. Al contrario, reconocele sus capacidades.
  •  Ayúdale a resolver o encauzar sus inseguridades sin reproches.
  • No le compadezcas ni le justifiques por su timidez.

 

Esperamos que estos consejos sobre la timidez os ayuden si tenéis un caso cerca. Ya nos contaréis a través de los comentarios.

Recordad siempre que en Nanos estamos encantadas de ayudaros cuando lo  necesitéis.

Es nuestra manera de ayudar a los papás y mamás de el Barrio del Pilar a ser un poquito más felices.

¡Saludos!